jueves, 20 de mayo de 2010

LA SITUACION ECONOMICA COLOMBIANA NO ES UNA JUSTIFICACION PARA QUE LOS PADRES ASUMAN LAS RESPONSABILIDADES DE HIJOS QUE DEBEN SER INDEPENDIENTES.


Me encontre un articulo, escrito por el señor  Rigoberto Puentes acerca de "Vivir con los padres o vivir de los padres", en la cual me llamo mucho la atencion y me hizo recordar que en muchos hogares Colombianos "Por tradición y por cultura somos padres consentidores y no nos hemos preocupado en sembrar el paradigma de la Independencias Financiera Temprana en nuestros hijos", la razon muy sencilla somos muy "Paternalistas los Padres" y "las Madres muy Maternalistas", y no hay como la "Casa de Papa y Mama" donde se obtiene apoyo, refugio y una obligacion atenderlos, no importando la edad de los hijos,  aclarando que cuando son niños, jovenes y adolescentes se justifica, pues es un anhelo y un deseo innato de los padres apoyarlos hasta que se hagan profesionales.

Nuestro escritor nos trae ejemplos y comienza por hacernos un relato acerca de  la película “Novia por contrato” ( Failure to Launch ), estrenada en 2006, es una caricatura de un problema en boga hoy en día, incluso en los Estados Unidos, en donde, tradicionalmente, los muchachos se independizaban nada más ir a la universidad. Argumentando mas adelante que "Esta tendencia es más visible en los países de cultura hispana: los hijos adultos no quieren independizarse… están demasiado cómodos en la casa paterna: comida caliente y gratis… Y la parte grave es que no sólo quieren seguir viviendo CON los padres, sino que quieren seguir viviendo DE los padres… ¿Por qué es importante sembrar el paradigma de la Independencia Financiera Temprana en nuestros hijos? ... La dependencia económica hace que los hijos adultos se sigan sintiendo adolescentes y retarden la llegada a la madurez. Esta situación juega en contra del futuro de todo el mundo: los padres estarán gastando en el sostenimiento del hijo(a) ¨treintón(a)¨ parte de los fondos que deberían estar acumulando para el retiro. Los hijos adultos, al no ser exigidos económicamente, pasarán parte de su edad más productiva sin aprender a crear riqueza ni para sí mismos, ni para sus futuras familias." y nos ilustra ademas con una sentencia que resulta muy real y acertada para esta epoca "La suma de todos los hijos adultos dependientes, que pierden los años más productivos de su vida sin generar riqueza, afecta a toda la economía, al no estar contribuyendo con el crecimiento de la misma.  Los padres consentidores, ya ancianos, que no han acumulado fondos para el retiro, se convertirán en carga para el estado, pues ni tendrán una pensión decente, ni los hijos estarán en capacidad o disposición de darles el soporte que recibieron de ellos. La relación económica padre-hijo es muy diferente a la de hijo-padre; mientras que los padres están dispuestos a sacrificarse para dar lo mejor a sus hijos, no existe reciprocidad.  En parte es nuestra culpa. Por tradición y por cultura somos padres consentidores y no nos hemos preocupado en sembrar el paradigma de la Independencias Financiera Temprana en nuestros hijos." Y recomienda "Es necesario cambiar poco a poco esta tradición, para el bien de todos: hijos, padres y sociedad en general. Si ya nos encontramos en la situación de tener hijos ¨treintones¨ en casa, dependiendo de nosotros, es necesario cambiar esa situación. Hay que comenzar por hacer que, aun viviendo bajo el mismo techo, empiecen a ser económicamente independientes. Deben contribuir con los gastos del hogar en forma equitativa. Es aceptable que vivan CON los padres pero no DE los padres… Para los padres que aún tienen hijos en la primera etapa, es básico inculcarles la importancia de la Independencia Temprana, haciendo énfasis en que la verdadera independencia… ¡es la financiera!".

No obstante, la importancia del tema, encontre comentarios como: "Si existieran oportunidades de empleo, gran parte de esos hijos dependientes ya se habrian independizado. es cierto que existe una cultura consentidora, pero también es cierto que este país carece de oportunidades para la gente." y otros que asumen que si el Estado Colombiano le diera oportunidades laborales a los egresados de Universidades se independenciarian de sus Padres, la realidad es que es necesario tomar conciencia acerca de esta costumbre arraigada en nuestros hogares y propiciar la independencia de los hijos para que asuman sus propias responsabilidades, exigiendole al Estado que cumpla sus deberes para que los jovenes y adultos de distintas razas, genero, clase social, formacion academica y condicion alguna, tengan esa oportunidad de  accesder a las actividades laborales que les permitan progresar, afianzarse en su futuro e independizarse de sus Padres y se le quite esa carga tan pesada que deben soportar injustamente por años.