sábado, 30 de junio de 2012

RECOMENDACIONES PARA MEJORAR LA COMUNICACION EN MEDIOS.

Los 5 Pecados capitales de la comunicación.

Cortesia: Ricardo Tula - REDES MANAGEMENT GROUP

 

Hay cinco pecados capitales de la comunicación: improvisar, no escuchar, no controlar el tiempo, la arrogancia y el mal uso del lenguaje no verbal.

-Improvisar: A menudo nos creemos que sabemos tanto del tema sobre el que vamos a hablar que no nos preparamos. Y no hablo sólo de una conferencia, sino de una reunión de trabajo o una entrevista.

-No escuchar: La escucha activa significa escuchar y entender la comunicación desde el punto de vista del que habla, no desde el nuestro. Es la diferencia entre oír y escuchar. Consiste en ponerse en la piel del otro mientras habla para entenderle de verdad, sin intentar llevar todas las referencias que oímos a nuestro terreno. Es difícil, pero es la verdadera base del diálogo. Una de las carencias que más veces se señala cuando se pregunta a los empleados por los defectos de su jefe es que no escucha.

-No controlar el tiempo: ¿Qué más da que me hayan dicho que hable diez minutos si mi conferencia es la más interesante que va a escuchar la audiencia hoy? Lo que me lleva a otro pecado:

-La arrogancia: Si marcamos las distancias, ya sea con una distinguida audiencia o con los miembros de nuestro equipo, nos sentimos a salvo. Sin embargo, ¿no les encanta cuando oís hablar a alguien que se acerca a nosotros con anécdotas personales, mirándonos directamente a los ojos, usando ejemplos? ¿Por qué no aplicarlo?

-El mal uso del lenguaje no verbal: Estoy seguro de que a todos les ha pasado en alguna ocasión que han transmitido un mensaje totalmente distinto al que llevaban preparado. ¿Por qué? Porque vuestros gestos, vuestra conducta, vuestra actitud, transmitían algo diferente. Y en el diccionario de mensajes ocultos que todos tenemos interiorizado, las señales no verbales son más importantes que el mensaje hablado. Ya en 1971, Albert Merahbian, profesor de UCLA, desarrolló el modelo 55/38/7: el 55% del significado de cualquier mensaje proviene del lenguaje corporal visual(gestos, postura, expresión facial); el 38%, del elemento vocal, del modo en que se dicen las palabras tono, velocidad e inflexión); y el 7% restante es el que se refiere a las palabras, al contenido del mensaje en sí.

Uno de los principios más importantes y difíciles de todo el proceso comunicativo es el saber escuchar. La falta de comunicación que se sufre hoy día se debe en gran parte a que no se sabe escuchar a los demás. Se está más tiempo pendiente de las propias emisiones, y en esta necesidad propia de comunicar se pierde la esencia de la comunicación, es decir, poner en común, compartir con los demás. Existe la creencia errónea de que se escucha de forma automática, pero no es así. Escuchar requiere un esfuerzo superior al que se hace al hablar y también del que se ejerce al escuchar sin interpretar lo que se oye.