viernes, 29 de enero de 2010

PROPUESTAS GUBERNAMENTALES RIESGOSAS ....



La propuesta del presidente de pagar a mil universitarios para que entreguen información a la Fuerza Pública y organismos de seguridad, es una propuesta riesgosa que coloca a los estudiantes como acores activos del conflicto armado en Colombia.

El presidente Uribe anunció en su última visita a Medellín la propuesta de pagar a mil estudiantes universitarios para que entreguen información al ejército. Una medida polémica porque no solamente traslada asuntos de seguridad al terreno de la educación, sino porque parece una medida desesperada para frenar la violencia que vive la ciudad. Según medicina legal, el 2009 en esa capital hubo más del doble de asesinatos que en el 2008 y parece que el gobierno ya no sabe qué hacer. Se dice que la violencia ha aumentado por la extradición de los jefes del narcotráfico y ahora las bandas se pelean por el poder.

Ahora, además de llevar más soldados e investigadores a la capital de los paisas, el presidente quiere “vincular a través de la Fuerza Pública mil jóvenes estudiantes de Medellín. ¿Requisito?, que sean estudiantes, que estén estudiando, como informantes de la Fuerza Pública para desterrar el homicidio”, dijo. Además, agregó que recibirían $100.000 a modo de “bonificación” por su trabajo.

La propuesta recibió el apoyo del alcalde y del gobernador, además de Juan Manuel Santos y Martha Lucía Ramírez (ambos ex ministros de defensa de Uribe y candidatos presidenciales). Otros, como el ex alcalde de Medellín Sergio Fajardo (también candidato presidencial), creen que es un terrible error vincular a los jóvenes a la violencia, en lugar de dedicarse a su educación. “Es un error monumental”, dijo.

Pero nadie sabe qué piensan los estudiantes. ¿Está bien meterse a informante del ejército con los riesgos que eso puede representar? ¿Cien mil pesos ameritan involucrarse en asuntos de la fuerza pública, siendo un civil en plena formación universitaria? ¿La medida en verdad serviría para mejorar la seguridad o, al contrario, pondría a los estudiantes en medio del fuego cruzado?

Las preguntas son innumerables, porque las universidades públicas en Colombia han estado en el ojo del huracán por acusaciones de tener infiltrados de la subversión. No se hacen esperar las amenazas de grupos ilegales que hacen que la situación sea más complicada de lo que parece.

¿Será prudente, en medio de tanto revuelto, que los estudiantes entren a ser informantes del ejército y que, además, sean remunerados por esto? ¿Acaso no son $100.000 una oferta tentadora para un estudiante de escasos recursos que hasta el momento se ha mantenido al margen de la violencia para dedicarse a progresar con sus estudios? ¿La medida podría funcionar?

Aunque ya varias personalidades han dado su opinión, la voz de los mismos estudiantes es la que realmente importa. ¿Qué piensas? ¿Estás de acuerdo con que los estudiantes universitarios se conviertan en informantes del ejército?
Cortesia: Blog.com.co