domingo, 13 de diciembre de 2009

Techos Verdes, una tecnología para cuidar el Ambiente





Techos Verdes, una tecnología para cuidar el Ambiente.

Un techo verde, azotea verde o cubierta ajardinada es el techo de un edificio que está parcial o totalmente cubierto de vegetación, ya sea en suelo o en un medio de cultivo apropiado; es decir, el término techo verde también se usa para indicar otras tecnologías "verdes", tales como paneles solares fotovoltaicos o nódulos fotovoltaicos.

Entre otras ventajas de esta tecnología, se cuenta el hecho de poder cultivar frutas, verduras y flores, mejorar la climatización de los lugares que apropien esta tecnología, prolongar la vida del techo, reducir el riesgo de inundaciones, filtrar contaminantes y CO2 del aire, actuar como barrera acústica y filtrar contaminantes y metales pesados del agua de lluvia, entre otros.

Además, un estudio realizado en 2005 por Brad Bass de la universidad de Toronto demostró que los techos verdes también pueden reducir la pérdida de calor y reducir el consumo de energía en invierno. Y en otro estudio reciente sobre el impacto de estructuras verdes en la zona de Manchester, los investigadores comprobaron que los techos verdes ayudaban a bajar las temperaturas especialmente en zonas urbanas: “agregar techos verdes a todas las estructuras puede tener efectos dramáticos en la temperatura de la superficie, manteniendo la temperatura por debajo de los promedios de los años comprendidos entre 1961 y 1990, en donde los techos verdes tienen mayor impacto, si la proporción de edificios es alta y la proporción de evaporación es baja. Por lo tanto la mayor diferencia ocurre en el centro de las poblaciones”.

Los techos verdes modernos colocados deliberadamente para mantener vegetación en un medio de cultivo son un fenómeno relativamente reciente. Sin embargo los países escandinavos han usado techos de pasto por muchos siglos. La tendencia moderna comenzó cuando Alemania desarrolló los primeros en la década de 1960 y ahora se han difundido a muchos países. Se calcula que alrededor del 10% de los techos en Alemania son verdes. Se están volviendo populares en Europa y en menor grado en Estados Unidos. Y algunos países europeos, como Suiza, Holanda, Hungría, Suecia y el Reino Unido, tienen asociaciones que fomentan los techos verdes. La ciudad de Linz en Austria paga a los constructores para que instalen techos verdes. En Suiza hay una ley federal sobre techos verdes. Gran Bretaña comenzó lentamente pero las políticas sobre este tema han cobrado gran vigor, especialmente en Londres y Sheffield.

En el caso de Bogotá, debido a la aprobación del proyecto de acuerdo que busca estimular, promover e implementar los techos verdes en la capital del país, como medida de mitigación al cambio climático, tiene como objeto promover el urbanismo sostenible mediante el conocimiento, divulgación e implementación progresiva y adecuada de techos o terrazas verdes para los proyectos inmobiliarios públicos y privados nuevos o ya existentes en la ciudad