miércoles, 1 de septiembre de 2010

PROPUESTAS GUBERNAMENTALES PARA QUE LA POBREZA SEA MAS REAL?


Recientemente encontré un artículo que dedica un buen prologo acerca de cómo el Gobierno Colombiano propuso un proyecto para innovar que la pobreza sea más real, contrariando el enunciado constitucional sobre "El Estado social de derecho en bien de la comunidad", sin estudiar la conveniencia de exigir a los bancos que presten su capital a todos los ciudadanos a intereses bajos, que beneficien sus proyectos productivos y por ende activen la economía.

Examinemos este articulo: “Para ayudar a los pobres cobrémosle intereses más caros!!!!

El gobierno nacional empeñado a ayudar a los pobres, ha propuesto desmontar la tasa de usura para que los bancos les puedan cobrar más intereses, lo que resulta un poco curioso, paradójico.

La razón que los bancos exponen para no prestarle dinero a los más pobres, es que el riesgo es elevado, y desde el punto de vista económico, mercantil, a mayor riesgo debe haber mayor ganancia, de ahí que los bancos están interesados en que se les permita cobrar intereses por encima de la tasa de usura por el dinero que le presten a los pobres. En la lógica de los negocios y el enriquecimiento corporativo, esta teoría es normal y moral.

Pero no es normal y moral que el estado patrocine este tipo de prácticas para supuestamente beneficiar a los pobres. Difícil es afirmar que se les ayuda haciéndolos pagar más. Difícil de sostener tal propuesta. Es ilógico que se quiera ayudar a un pobre quitándole su dinero.

La banca es una empresa, pero el estado no puede actuar como una empresa, y menos en beneficio de una empresa.

Si el estado lo que quiere es ayudar a los pobres sin perjudicar a los bancos, debe asumir ese riesgo adicional que alega el banco al prestarle dinero al pobre. Seguramente habrá muchas alternativas de solución que beneficien al banco y al pobre, y no que perjudiquen al pobre y beneficien al banco.

Según la lógica de los bancos y sus socios del gobierno, al pobre hay que cobrarle más por el riesgo de que no paguen. Pues aplicando esa lógica también el banco debería remunerar los rendimientos financieros con una tasa diferencial, pero claro esa propuesta no se escuchará nunca.

Si para prestar plata debe haber dos tarifas; una para ricos y otra para pobres, al remunerar los ahorros también deberían existir dos tarifas; una para ricos y otra para pobres, pues se supone que el propósito es ayudar a los pobres, ¿o no?.”
Cortesía: Gerencie.com